Select Page

La diabetes concierne a cada familia

OBJETIVO

sensibilizar e informar a la población sobre la diabetes y sus complicaciones asociadas, mejorar la calidad de vida de los pacientes y frenar el incremento de la prevalencia

“a día de hoy conviven en todo el mundo en torno a 425 millones de personas con diabetes, en la mayoría de los casos con diabetes tipo 2, enfermedad que en gran parte se puede prevenir mediante la práctica habitual de ejercicio físico, el seguimiento de una dieta saludable y equilibrada, y la promoción de entornos de vida saludables. Y en este contexto, las familias tienen un papel clave que desempeñar en el abordaje de los factores de riesgo modificables para la diabetes tipo 2 y deben contar con la educación, los recursos y los entornos para disfrutar de un estilo de vida saludable”.

Federación Internacional de Diabetes (IDF)

 ¿Qué es la diabetes?

Es una enfermedad crónica que se relaciona directamente con el aumento del azúcar en la sangre. Una explicación más científica nos dice que es la insuficiencia crónica del páncreas para sintetizar la insulina del cuerpo, afectando a los niveles de glucosa en la sangre.

Y si nos fijamos en el detalle, la palabra crónica resulta clave en este tipo de enfermedades debido a que se refiere a que no puede ser curada, sin embargo, bajo un tratamiento se puede controlar y así seguir tu vida normal sin mayor inconveniente (que favorecerá todos los aspectos de tu salud) que llevar una alimentación mucho más sana.

Tipos y causas de la diabetes

Diabetes tipo 1

Es causada por factores ambientales o genéticos y afecta directamente al sistema inmune.

Diversos estudios consideran que este tipo de la enfermedad es viral y ataca directamente a las células del páncreas que colaboran en la producción de insulina.

Sus síntomas se manifiestan rápidamente (lo que la diferencia de la tipo 2) e incluyen aumento de la sed, ganas excesivas de ir al baño, fatiga, Aumento del apetito, Visión borrosa, cosquilleo espontáneo y sin explicación en manos y pies, ulceras que no cicatrizan, inexplicable pérdida de peso sin variar los hábitos de alimentación.

Diabetes tipo 2

Este es el tipo más común de diabetes y puedes causarlas tú mismo.

La mala alimentación, los desvelos y la falta de actividad física son los principales factores de esta enfermedad crónica.

Sus síntomas suelen ser similares a los del tipo 1 pero se presentan más lentamente y dependen mucho del momento en que es detectada. Este tipo de diabetes tiene un antecedente: la resistencia a la insulina.

Esta afección que tiene relación con la forma errónea en que tu cuerpo sintetiza la insulina puede originar diabetes si no es tratada con tiempo y efectividad.

¿QUÉ ES LA INSULINA Y CÓMO ACTÚA

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas dentro de unas células especiales llamadas células beta.

La insulina actúa como una llave que “abre la puerta” de las diferentes células del cuerpo para que la glucosa entre en ellas y así las células tengan energía para poder realizar sus funciones.

Cuando una persona que no tiene diabetes come, la cantidad de insulina aumenta rápidamente para hacerse cargo de la glucosa proveniente de los alimentos.

Funcionamiento del cuerpo

Los alimentos se forman fundamentalmente de tres componentes: grasas, proteínas e hidratos de carbono. Estos últimos son los primordiales para las personas con diabetes.

Existen diferentes tipos de hidratos de carbono: los azúcares simples y los almidones.Los azúcares simples (glucosa, fructosa…) son absorbidos muy rápido ya que no necesitan degradarse en productos más pequeños, sin embargo los almidones son largas cadenas de azúcares que necesitan ser descompuestas para ser absorbidas. Diversas sustancias de la saliva, del estómago y del intestino son las encargadas de esta descomposición de los almidones.

Una vez absorbidos los azúcares en el intestino pasarán a la sangre. Desde allí antes de ir al torrente sanguíneo del resto del cuerpo pasarán al hígado, dónde buena cantidad de este azúcar se quedará almacenado en forma de un compuesto llamado glucógeno.El azúcar que no se queda almacenado en el hígado pasará al resto de la sangre y desde ahí se distribuirá a todas las células del cuerpo. Estas células utilizarán la glucosa como fuente de energía para realizar sus funciones.

Existe otro almacén de glucógeno y son los músculos. Sin embargo, mientras el glucógeno del hígado puede utilizarse para elevar el nivel de glucosa de la sangre, el almacenado en los músculos sólo puede ser utilizado por ellos mismos al hacer ejercicio.

CLAVES PARA PREVENIR LA DIABETES

Si bien la diabetes es una enfermedad que también puede aparecer a través de los genes, solo tú tienes la clave para prevenirla:

Mejora tus hábitos  alimenticios: Llevar una alimentación saludable, una dieta que incluya la dosis de azúcar necesaria para el cuerpo (y no en exceso) y ser cumplido con tus comidas, te ayudará a evitar este tipo de inconvenientes

La obesidad es uno de los principales causantes de la diabetes es por eso que alimentarse de manera correcta y llevar una vida saludable es clave para que tu cuerpo se sienta de maravilla.

 ¡Haz ejercicio!La actividad física es vital para evitar este tipo de enfermedades. Es por eso que es importante que incluyas en tu rutina diaria un tiempo para ejercicios que te ayuden a mantenerte en tu peso ideal y lejos de caer en vicios.